Selenio mineral que ayuda a enflaquecer

El selenio es un mineral traza especial que sólo puede ser obtenido a partir de nuestra comida y de lo que bebemos diariamente.
Hasta el año 1979 se creía que el selenio sólo era importante para los animales, puesto que no se conocían las destacadas e imprescindibles propiedades que este mineral tenía para el ser humano.

No en vano, se pensaba que el selenio era un auténtico veneno para las personas, aunque finalmente se descubrió que era –y es- un mineral totalmente esencial.
Al igual que las vitaminas C y E, el selenio es un antioxidante, aunque 50 a 100 veces más poderoso que la vitamina E. Es por ello por lo que destruye los radicales libres.
Gracias a esto, el selenio mantiene una función hepática normal y un corazón sano, y se cree que el selenio puede llegar a proteger frente al cáncer.
También asegura un funcionamiento correcto tanto de la vista como de los ojos, al igual que una piel y un pelo sanos dependen de este mineral.
Las mejores fuentes alimentarias de selenio
Principalmente podemos encontrar selenio en la carne de órganos (músculo, riñón e hígado), pescado y marisco, la carne en sí, cereales integrales, frutas y verduras y lácteos.
Síntomas carenciales del selenio
En Occidente, es cierto que la deficiencia del selenio es bastante rara, aunque se han documentado síntomas carenciales específicos como la enfermedad de Keshan (que afecta primariamente a niños chinos y que se trata de una afección cardíaca), que aparece cuando las ingestas diarias de este mineral disminuyen.

Prevención del cáncer de próstata

Dentro de las múltiples pruebas con selenio sobre diferentes tipos de cáncer, los mejores resultados pudieron alcanzarse respecto al cáncer de próstata. La Nutritional Prevention of Cancer, luego de diversas pruebas, reportó que el tratamiento diario con selenio redujo la incidencia general del cáncer de próstata.
¿Qué personas pueden necesitar un suplemento de selenio?
  • Vegetarianos.
  • Adultos jóvenes que no puedan estar comiendo de modo apropiado.
  • Fumadores.
  • Ancianos.
  • Mujeres embarazadas, y aquellas que están dando el pecho.

Con la tecnología de Blogger.