Ejercicio frecuencia cardiaca recomendada según la edad

Para realizar el ejercicio a intensidad moderada se deberán mantener unos valores cercanos al 70% de la frecuencia cardiaca máxima de cada persona. Esta frecuencia cardiaca máxima depende fundamentalmente de la edad de cada persona.


A continuación podéis encontrar una
tabla en la que aparece la frecuencia cardiaca recomendada según la edad a la cual se debe realizar el ejercicio físico:
   Edad
(en años)
Frecuencia cardiaca
(latidos por minuto)
   Edad
(en años)
Frecuencia cardiaca
(latidos por minuto)
       15
       143
       50
       121
       20
       140
       55
       118
       25
       136
       60
       116
       30
       133
       65
       113
       35
       129
       70
       111
       40
       126
       75
       108
       45
       123
       80
       106


En el caso de que no se quiera o pueda controlar la frecuencia cardiaca existe un sistema más fácil de adaptar a cualquier persona.

Se denomina el
“Test del Habla”. Se trata de que, al realizar actividades de carácter aeróbico como caminar o ir en bicicleta, se debe mantener un ritmo en el cual usted note que empieza a perder ligeramente la respiración. Eso sí, sin llegar a notarse ahogado o con dificultad para respirar. Se denomina test del habla porque a esa intensidad podría hablar a la vez que hace el ejercicio pero necesitará hacer alguna pausa mientras habla para poder tomar aire.

Mantener esta intensidad de ejercicio es muy importante en la prevención de la diabetes pues es a esta intensidad cuando el organismo comienza a utilizar más glucosa para realizar la actividad muscular. Así, al empezar a perder la respiración es el signo como el organismo nos indica que empieza a quemar una buena cantidad de glucosa para realizar esa actividad.



- ¿Se debe evitar algún tipo de ejercicio físico?


Especialmente en aquellas personas que actualmente son sedentarias y quieren iniciarse en la práctica de ejercicio físico,
de inicio, deberían evitar aquellos ejercicios de elevada intensidad (por encima de la frecuencia cardiaca recomendada).

Por otro lado, es recomendable
evitar aquellas actividades denominadas de alto impacto, como correr, saltar, etc. en aquellas personas con sobrepeso importante o que ya padezcan problemas osteo-articulares. En estos casos, será mejor realizar actividades de mucho menor impacto como aquellas que se realizan en el agua, como aquagym, u otras como gimnasia o trabajo con pesos.

Con la tecnología de Blogger.